Dom. 14 Julio 2024 Actualizado Viernes, 12. Julio 2024 - 16:36

Reunion-Ordinaria.jpg

Irfaan Ali asume la presidencia de Caricom y no se sabe cuál será el matiz que tomarán las decisiones del bloque con relación a la disputa territorial (Foto: Archivo )
Venezuela defiende legítimos derechos sobre la Guayana Esequiba

Controversia entre Venezuela y Guyana presente en la 46° Cumbre de Caricom

La ceremonia de apertura de la Cuadragésima Sexta Reunión Ordinaria de la Conferencia de Jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom) se llevó a cabo este lunes 26 de febrero en Georgetown, capital de Guyana, encuentro que tuvo como uno de los puntos centrales la disputa territorial histórica por el Esequibo.

Así lo dio a entender la secretaria general de Caricom, Carla N. Barnett, cuando en el discurso inaugural dijo que tratarían “diversas controversias fronterizas y el paso de armas y drogas peligrosas por nuestras tierras y mares”. La crisis política y de seguridad en Haití y los créditos de carbono también estarían entre los puntos claves.

El bloque que agrupa Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Monserrat, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam, y Trinidad y Tobago cerró su encuentro con la participación del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, quien fungía como invitado especial y quien hizo un llamado a la organización a rechazar la condición de zona de influencia de las potencias y mantener la autonomía en medio de rivalidades geopolíticas al señalar que "nos cabe a nosotros mantener la región como zona de paz".

Sobre la controversia entre Venezuela y Guyana el presidente saliente de Caricom, el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, celebró el resultado de la conversación entre el presidente Nicolás Maduro y su homólogo de Guyana, Irfaan Ali, cuyo fin era garantizar la estabilidad regional, lo que se alcanzó cuando "nos reunimos como familia en diciembre en San Vicente y las Granadinas para abordar con madurez las tensiones entre dos hermanos”, señaló.

Las relaciones entre Venezuela y Guyana por la disputa del territorio Esequibo se empezaron a calentar cuando salieron a flote los intereses corporativos de la petrolera estadounidense ExxonMobil, la cual aspira apropiarse de las enormes reservas petroleras que se encuentran en aguas por delimitar entre ambos países. 

En virtud de lo que acabamos de señalar Venezuela, valiéndose de sus derechos históricos y apelando siempre al Acuerdo de Ginebra como único instrumento pactado por las partes para resolver el diferendo, convocó una consulta popular en cuyo resultado quedó plasmada la voluntad de todos los venezolanos de reclamar este territorio.

Sobre este referendo Caricom rechazó su validez y apeló a que “el Derecho Internacional prohíbe estrictamente que el gobierno de un Estado se apodere, anexione o incorpore unilateralmente el territorio de otro Estado”.

Por su parte, el gobierno venezolano expresó en un comunicado que Venezuela se ampara en sus derechos históricos sobre la Guayana Esequiba. Asimismo, argumentó que el gobierno de Guyana ha pretendido administrar arbitrariamente un territorio "sobre el cual no posee títulos, ni tampoco puede mostrar fuentes jurídicas que sustenten sus pretensiones, por lo cual ha estado disponiendo, unilateralmente, de este espacio y haciendo una intervención abusiva".

Desde los acuerdo establecidos tras el encuentro entre los presidentes Nicolás Maduro e Irfaan Ali en diciembre todo ha ido fluctuando entre la postura firme de Venezuela y la militarización promovida por Guyana, con ayuda de Inglaterra y Estados Unidos.

Las recientes declaraciones del presidente guyanés demuestran lo anterior y suman elementos en la denuncia sobre el desconocimiento de las obligaciones de Guyana conforme al Acuerdo de Ginebra ya que, según el primer mandatario guyanés, seguirá disponiendo unilateralmente de unas aguas que todavía no han sido delimitadas, lo que quebranta el Derecho Internacional. Ante tal declaración, que viola el Acuerdo de Argyle, la Vicepresidenta venezolana dijo que el país jamás renunciará a la defensa de sus derechos y "la respuesta será proporcional a las groseras violaciones de Guyana y sus amos imperiales".

Luego de esta cumbre, Irfaan Ali asume la presidencia de Caricom y no se sabe cuál será el matiz que tomarán las decisiones del bloque con relación a la disputa territorial. Por ahora, dejó claro que continuará la vinculación en materia de “seguridad de la región” con Estados Unidos, según reseñan los medios. Venezuela, por su parte, continuará apegada a lo dispuesto por el Derecho Internacional y procurará reivindicar sus legítimos derechos sobre el Esequibo.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<