Sáb. 18 Mayo 2024 Actualizado 11:34 am

bandera palestina copa mundial.jpg

La Copa Mundial 2022 en Qatar ha sido la primera de su clase y podría ser un avance para llamarle la atención a Israel y su régimen de segregación racial (Foto: Hannah McKay / Reuters)

Los israelíes no son bienvenidos en Qatar durante la Copa Mundial 2022

Los ciudadanos y periodistas israelíes están permitidos en Qatar por un acuerdo de la FIFA durante la Copa Mundial 2022 que ya ha comenzado en Doha. Tener permiso para ingresar a un país para ver fútbol o para cubrir un evento como periodista o como personal de medios es muy diferente a ser bienvenido.

Los periodistas israelíes han reportado numerosas interacciones con fanáticos del fútbol y locales en Qatar que les han hecho saber que no son bienvenidos porque son de Israel.

Un aficionado al fútbol le dijo a Moav Vardi, del canal israelí KAN11, en televisión en vivo desde Doha: "Es Palestina, no existe Israel. Vete, por favor. No eres bienvenido aquí. Esto es Qatar, este es nuestro país. No eres bienvenido aquí. Solo existe Palestina. No existe Israel".

Eli Ohana, también de KAN, dio un paseo en un carrito de golf junto a un polícia qatarí. Durante la conversación, Ohana reveló que era de Israel. El qatarí estaba sorprendido y pensó que aquello debía ser una broma. Ohana negó rápidamente su nacionalidad y en su lugar dijo que era portugués. El policía respondió: "Si de verdad fueras de Israel, te habría dejado aquí y me hubiera ido".

Raz Shechnik, un reportero de Yeidoth Ahronoth, dijo: "Nos sentimos odiados. Sentimos la hostilidad y no nos sentimos bienvenidos", y recalcó lo que dijo un supuesto amigo qatarí: "Me gustaría decirte que eres bienvenido. Pero realmente no estás bendecido. Vuelen lejos de aquí lo más rápido posible".

Incluso un fan egipcio empujó a Shechnik después de reconocer que era israelí, luego de afirmar falsamente que era de Ecuador. A pesar del tratado de paz de tres décadas entre ambos países, el egipcio seguía insistiendo en "Liberen a Palestina".

Ohad Hamo, del canal 12 israelí, estaba conduciendo entrevistas en vivo con fanáticos en Doha pero fue rechazado por todos los fans árabes. Después de haberse fustrado, dijo: "No entiendo por qué".

Si un israelí no sabe por qué los fanáticos árabes son hostiles y poco acogedores con un israelí en Qatar, entonces eso demuestra la falta de entendimiento y responsabilidad de mantener a 5 millones de personas en una prisión a campo abierto.

El presidente Trump promovió exitosamente los Acuerdos Abraham en 2020, que aseguraron la normalización de tratados entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Sudán y Marruecos. Ohana dijo en Doha recientemente: "Israel ha firmado acuerdos de normalización con cuatro países árabes en años recientes, pero resultó que a la mayoría de los pueblos árabes no les gusta el hecho de que estemos aquí".

Egipto y Jordania firmaron un tratado de paz con Israel hace tres décadas, y ha sido un duradero y exitoso ejemplo de paz entre árabes y musulmanes con el estado judío de Israel.

Los tratados de paz y acuerdos de normalización son llevados a cabo por los gobiernos y no los ciudadanos. Los ciudadanos egipcios y jordanos se han acostumbrado a compartir embajadas, negocio y turismo. Sin embargo, la mayoría sostiene la opinión de que Israel es un ocupante brutal en Palestina y que los palestinos están viviendo bajo un régimen de segregación racial (apartheid) sin derechos humanos básicos.

Las banderas palestinas vuelan por todo Doha y los fanáticos también las sotienen. Eso fue una clara sorpresa para los reporteros israelíes porque está prohibido que la bandera sea mostrada en público en cualquier parte de Israel o de Cisjordania ocupada. Los periodistas también reportaron comentarios poco acogedores en restaurantes y de conductores de taxi.

Los israelíes no deberían estar sorprendidos de encontrarse con comentarios negativos dirigidos hacia ellos al estar en un país árabe, incluso en Jordania y Egipto. El mundo arábigo está conformado por 22 naciones, todas estas hablan árabe y comparten un poco de cultura. Los árabes en general están bien informados de su historia y de las injusticias que rodearon la fundación de Israel. La situación desesperada del pueblo palestino es parte de su cultura y conocimiento.

Oficialmente, Qatar no tiene ningún acuerdo de normalización con Israel y es un fuerte partidario de los derechos palestinos y de la necesidad de un estado palestino, que no está en la agenda del actual gobierno israelí. Las elecciones más recientes han visto cómo Benjamín Netanyahu regresa al poder con la ayuda de un partido extremista aliado que se opone a otorgar derechos humanos a los palestinos.

Shireen Abu Akleh, una periodista estadounidense palestina para el medio Al Jazeera, apoyado por Qatar, fue asesinada en mayo de este año por un francotirador del ejército israelí en Yenín, en la Cisjordania ocupada. El gobierno israelí admite que fue asesinada por un soldado de Israel, pero declara que fue un disparo accidental. Una investigación independiente reveló que ella no estuvo en el fuego cruzado de ninguna batalla, sino que fue atacada y asesinada únicamente mientras usaba plena identificación que decía "PRENSA". El FBI había querido abrir una investigación sobre el asesinato, pero el gobierno israelí rechazó la solicitud, aun cuando el gobierno israelí depende de Estados Unidos para sobrevivir financieramente. Israel ha recibido de los contribuyentes estadounidenses, hasta mayo de 2021, 146 mil millones de dólares, más que cualquier otro país.

El 17 de noviembre, Al Jazeera transmitió un segmento en su difusión "The Stream". Fueron entrevistados la cineasta Dena Takruri, una periodista estadounidense palestina de Al Jazeera, su camarógrafo, un representante de la ONG israelí "Breaking the Silence" junto a un grupo de veteranos israelíes que habían servido en el territorio ocupado y que buscaban informar al público israelí sobre la situación allí. Explicó que los ciudadanos de Israel son adoctrinados toda su vida para nunca cuestionar por qué no hay fin a la ocupación. Más adelante dijo que no hay ningún incentivo para que Israel termine con la ocupación, por lo que podría durar para siempre. Takruri ha hecho una nueva película llamada Cómo la segregación israelí destruyó mi hogar que documenta cómo 30 mil palestinos viven en unas condiciones que rozan las de un campo de concentración. Están rodeados por colonos israelíes ilegales, quienes lanzan piedras, basura e incluso orina a los palestinos, que tienen prohibido salir a la calle por su puenta principal y en lugar de eso tienen que salir de su casa por una puerta trasera secreta.

La Copa Mundial 2022 en Qatar ha sido la primera de su clase y podría ser un avance para llamarle la atención a Israel y su régimen de segregación racial (apartheid). Los reporteros israelíes y aficionados en Doha estarán incómodos después de la nada acogedora recepción allí, pero será un motivo de reflexión y una oportunidad para que el pueblo de Israel finalmente empiece a preguntarse: "¿Por qué?".


Steven Sahiounie es un laureado periodista sirio-estadounidense radicado en Siria. Está especializado en Medio Oriente. También ha aparecido en radio y televisión en Canadá, Rusia, Irán, Siria, China, Líbano y Estados Unidos.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en Mideast Discourse el 30 de noviembre de 2022, la traducción para Misión Verdad fue realizada por Camila Calderón.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<