Jue. 19 Mayo 2022 Actualizado 12:38 pm

calzadilla cne.jpg

Para el presidente del CNE, los principales retos de esta nueva etapa de conciliación en la escena electoral son políticos (Foto: Archivo)
Una semblanza del presidente del CNE

Pedro Calzadilla sobre el 21N: "La imagen de la confrontación ha sido derrotada"

Este año, debido a la disposición del gobierno venezolano y sectores de la oposición con valores nacionales, hubo un consenso entre los principales sectores políticos del país para conformar una nueva directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE). En ese marco, fue aprobado el nombre de Pedro Enrique Calzadilla Pérez, historiador y político venezolano, para asumir el cargo de presidente del máximo órgano electoral.

Pedro Calzadilla nació en Caracas, el 11 de abril de 1962. Es licenciado en Historia, egresado de la Universidad Central de Venezuela. Cursó una maestría en la Universidad de Tolouse-Le Mirail, en Francia, y obtuvo el Diploma de Estudios Avanzados en Estudios Latinoamericanos. Trabajó como funcionario público en el gobierno del presidente Hugo Chávez y en el gobierno del presidente Nicolás Maduro. En 2011, Calzadilla fue asignado al cargo de ministro de Cultura y a partir de 2013 se desempeñó como ministro de Educación Universitaria.

Fundó la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (REDH), organización encargada de denunciar la expansión imperial y las guerras "preventivas" de Occidente.

En paralelo a esas actividades, el alto funcionario del Poder Electoral desarrolló su carrera académica en el ámbito de la investigación histórica. En 2007, fundó el Centro Nacional de Historia, junto con el profesor Arístides Medina Rubio. Fue director ejecutivo (2007-2009) y presidente (2009-2011) de dicha institución y responsable de los actos conmemorativos al Bicentenario de la Independencia en 2010 y 2011, y recientemente integró la Comisión Presidencial para la Conmemoración de los 200 años de la Batalla de Carabobo. También integró la Dirección de Historia de la Asamblea Nacional.

Sus investigaciones históricas abarcan temas que no son considerados primordiales en la historiografía clásica, tales como la historia local y de comunidades, de mujeres y de afrodescendientes. Entre los libros publicados, se encuentran: El Negro: La presencia ausente; Negro y esclavitud. El olor de la pólvora; Fiestas patrias, memoria y Nación en la Venezuela guzmancista 1870-1877; y Las ceremonias bolivarianas y la determinación de los objetos de la memoria nacional en Venezuela.

Desde que asumió el cargo como presidente del CNE, Pedro Calzadilla se ha mantenido en su rol institucional, distanciándose de las inclinaciones políticas aun con su historial. Esa posición le ha permitido ganarse la confianza de grupos no extremistas de la oposición venezolana así como de personas que no se identifican con ninguna corriente política.

Bajo su dirección, las autoridades electorales han tomado una serie de medidas, con miras al encuentro electoral del 21 de noviembre, que evidencia la transparencia y rigurosidad empleadas para proteger cada paso de los procesos electorales.

En una entrevista realizada el 2 de noviembre con el periodista Vladimir Villegas, Calzadilla explicó con sus propias palabras las acciones emprendidas por la nueva directiva del CNE. Afirmó que los rectores están comprometidos con el esfuerzo que se hace en materia de diálogo nacional, cumpliendo con las expectativas de un sector político sobre la ampliación de las "garantías electorales", lo que permitiría romper con la tendencia abstencionista que se ha intentado imponer para deslegitimar las instituciones venezolanas.

Este año, el CNE realizó una auditoría integral del sistema automatizado de votación durante 45 días, con un escrutinio pormenorizado de sus fases, bajo la dirección de 10 expertos académicos venezolanos.

Además llevó a cabo una jornada muy amplia del registro electoral de las organizaciones con fines políticos. El proceso de inscripción electoral se extendió más del tiempo estipulado al principio. Estos elementos fueron mencionados por Calzadilla en la entrevista.

La campaña electoral está regida por una estricta normativa que las autoridades electorales se han encargado de hacer cumplir. Existe una sala de monitoreo para esa tarea, desde ahí se identifican las infracciones a las normativas y se procesan las denuncias sobre excesos en las campañas. Señaló el presidente del CNE que los ilícitos detectados están relacionados al contenido y tiempo de exposición de las propagandas por televisión.

"Llamamos a los responsables de estas organizaciones y les hemos pedido que corrijan, y así lo han hecho", agregó Calzadilla en otra ocasión, durante una entrevista en VTV.

Los resultados de la gestión del actual presidente del órgano electoral pueden expresarse en dos indicadores importantes: la participación de candidatos y la participación de observadores internacionales. Por un lado, se han postulado 70 mil candidatos para 3 mil cargos en las regionales y municipales de este mes; por el otro, se han sumado alrededor de 300 observadores internacionales provenientes de la Unión Europea (UE), el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CELA), el Centro Carter y otras organizaciones con larga trayectoria en misiones electorales.

"Los observadores deben tener mucho cuidado para no tener injerencia en el proceso electoral. Estamos y estaremos en constante comunicación con ellos", manifestó Calzadilla en el programa de Villegas y agregó que cada misión tiene el compromiso de producir un informe y enviar una copia al CNE.

Hace unas semanas atrás, el Alto Representante de la UE, Josep Borrell, hizo un controvertido comentario en el que insinuó que la misión electoral de ese ente podía sustituir al CNE como legitimador de los comicios venezolanos. Calzadilla, en su determinación de defender la autoridad nacional, pero al mismo tiempo para aliviar tensiones y buscar consensos favorables al país, comentó:

"Nos sorprendió la declaración del diplomático Borrell. En sesión y por unanimidad la rechazamos. Ya dimos por concluido ese episodio. Tenemos hoy una relación extraordinaria con la Unión Europea".

Para el historiador venezolano, asumir el cargo en el CNE es una gran responsabilidad que ha venido ejerciendo asistido por la ética que impone los actuales tiempos. "No somos rectores extraterrestres o marcianos. Tenemos nuestras preferencias pero no podemos militar en ningún partido político", resaltó, y agregó que todas las decisiones del órgano electoral han sido tomadas bajo consenso de la junta directiva, que está integrada asimismo por operadores políticos de las oposiciones.

Los principales retos de esta nueva etapa de conciliación en la escena electoral son políticos. Para superarlos, Calzadilla se ha encargado de que el CNE tenga conversaciones y reuniones abiertas permanentes con los diferentes actores políticos del país.

"Hemos preservado el espacio de la paz sobre otras agendas. La imagen de la confrontación ha sido derrotada", sentenció el presidente del Poder Electoral, dejando ver que desde ahí se asegurará que el 21 de noviembre se exprese la voluntad popular de los venezolanos, como de hecho ha ocurrido en todos los procesos electorales desde que se constituyó la República Bolivariana.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<