Lun. 04 Marzo 2024 Actualizado 5:00 pm

free alex saab.jpeg

El único delito de Alex Saab ha sido el de violar las sanciones para proveer de alimentos y medicinas costeables para una población que sufre bajo el devastador bloqueo económico estadounidense (Foto: Archivo)

Juicio en EEUU contra Alex Saab revela espionaje diplomático

Reportando desde la corte federal donde Estados Unidos está procesando al diplomático venezolano Alex Saab, The Grayzone descubre actos perturbadores de espionaje diplomático. La defensa de Saab insiste que está encarcelado por violar el bloqueo económico de Washington.

Luego del arresto del diplomático venezolano Alex Saab en junio de 2020, las autoridades de Cabo Verde abrieron comunicaciones oficiales del gobierno de Venezuela destinadas a Irán, incluyendo una carta sellada que el presidente venezolano Nicolás Maduro le envió al Líder Supremo de Irán, Ayatola Alí Jamenei. Las revelaciones salieron a la luz durante una audiencia probatoria en el juicio federal de Saab en Miami, Florida, enfocado en determinar si son legítimos o no sus alegatos sobre su inmunidad diplomática.

The Grayzone está asistiendo al juicio de Saab en el juzgado federal de Wilke Ferguson en el centro de Miami. El Departamento de Justicia ha acusado al diplomático venezolano de conspiración para lavado de capitales, presentándolo como un operador de negocios corrupto del gobierno socialista que Washington busca derrocar. Pero Saab y sus defensores insisten que su único delito ha sido el de violar las sanciones para proveer de alimentos y medicinas costeables para una población que sufre bajo el devastador bloqueo económico estadounidense. Por lo tanto, el juicio a Saab es una prueba crítica de la legitimidad del régimen de sanciones estadounidense que ataca a las naciones de Venezuela e Irán.

El lunes, el abogado caboverdiano doctor Florian Mandl, testificó que cuando obtuvo las pertenencias de Saab en julio de 2020, descubrió que tres comunicaciones separadas que su cliente tenía la misión de entregar a funcionarios del gobierno iraní a nombre de las oficinas del presidente y la vicepresidenta habían sido abiertas por un culpable desconocido. Los documentos consistían en una carta del presidente Maduro dirigida al ayatolá Jamenei, así como dos misivas de la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez: una para un asesor de su contraparte iraní, y otra para el entonces ministro de agricultura, Kazem Khavazi.

Según Mandl, las leyes caboverdianas requieren que las autoridades le soliciten a los detenidos que designen un contacto para que recojan de inmediato sus pertenencias luego de la detención. Sin embargo, aseveró que nadie siquiera se tomó la molestia de pedirle a Saab por ese contacto luego del arresto del diplomático el 12 de junio de 2020, y dijo que solamente obtuvo el equipaje luego de lanzar una campaña personal para recuperar las posesiones de su cliente el 21 de julio de ese año. Aun así, las autoridades del país africano le entregaron las pertenencias el 22 de julio.

Mandl dijo que abrió las maletas de Saab luego de llevárselas a casa más tarde ese mismo día. Describió que los contenidos dentro estaban muy "desorganizados" y recordó encontrar tres sobres marcados con sellos del gobierno venezolano desperdigados entre la ropa de Saab. Mandl se conmocionó al recordar el momento en el que se dio cuenta de que los sobres ya habían sido abiertos, en particular cuando descubrió que uno de los documentos era una carta sentida que el presidente Maduro le había escrito al líder supremo de Irán.

Previo al testimonio de Mandl, el guardaespaldas privado de Saab, Juan Carlos Arrieche, testificó que el presidente Maduro le había solicitado personalmente que entregara estos documentos a Saab la noche del 11 de junio de 2020. Saab asistió a una reunión con diplomáticos iraníes en el Palacio de Miraflores esa misma noche. Saab partía a Irán al día siguiente, pero fue interceptado por la policía cuando su avión se detuvo para recargar combustible en la isla caboverdiana de Sal esa tarde.

Arrieche recordó que las comunicaciones diplomáticas estaban guardadas en el maletín personal de Saab cuando abordó el vuelo fletado a Teherán la mañana del 12 de junio, y que los sobres para ese momento todavía estaban sellados.

En su carta al ayatolá Jamenei, Maduro le agradecía a Irán por el envío de crudo ligero y químicos relacionados con la industria petrolera a Venezuela a lo largo de mayo de 2020. Los envíos, que fueron resultado de un acuerdo agenciado por Saab con Irán para ponerle fin a la crisis de crudo de meses en Venezuela, le permitió a Caracas doblar su producción petrolera al año siguiente, desobedeciendo el régimen de sanciones estadounidense que le impedía recibir los ingresos. Venezuela pagó los productos petroleros con oro.

Lea aquí la correspondencia completa entre el presidente venezolano Nicolás Maduro y el ayatolá Alí Jamenei.

Adicional a esto, Maduro le solicitó al Ayatolá "apoyo para especificar el envío mensual y periódico de gasolina a Venezuela por un año".

"Le escribo en el nombre de Dios, el Misericordioso, a nombre del pueblo de Venezuela y el Gobierno que tengo el honor de presidir, para agradecerle desde lo más profundo del alma de esta tierra por el apoyo que valiente y decididamente le ha dado a Venezuela, manteniendo en alto la legislación internacional y dejando al desnudo a los imperios de papel", escribió Maduro.

En sus propios mensajes, la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez le agradecía a los representantes del gobierno iraní por su solidaridad "frente a las agresiones imperiales de los Estados Unidos y sus aliados". En uno de los documentos en cuestión, le extendió una invitación formal a Sadegh Kharazi, un asesor del vicepresidente iraní, para que visitara Venezuela y así "finalmente consolidar relaciones cooperativas y de amistad entre ambas naciones".

"Me despido de usted, profundamente agradecida por su atención y reiterándole nuestra voluntad de trabajar juntos por la consolidación de los principios de un mundo multicéntrico y multipolar", concluía.

Lea aquí la correspondencia completa entre la vicepresidenta Delcy Rodríguez y el asesor de alto nivel para el vicepresidente de Irán, Sadegh Kharazi.

Como resultado de la detención de Saab, ninguno de los mensajes llegó a sus destinatarios, aunque al parecer alguien en Praia obtuvo los sobres y leyó las comunicaciones internas.

Cabo Verde extraditó a Saab a los Estados Unidos el 16 de octubre de 2021, donde ahora enfrenta acusaciones de lavado de dinero. Los abogados de Saab le solicitaron al juez distrital Robert Scola que desestimara el caso contra su cliente sobre la base de que su estatus diplomático lo hace inmune a este proceso. Venezuela designó oficialmente a Saab como Enviado Especial de su gobierno en abril de 2018.

Las audiencias sobre el estatus diplomático de Saab están programadas para concluir el jueves 15 de diciembre. Se espera que el juez Scola tome una decisión sobre si el caso en su contra procederá, o no, el 20 de diciembre.


Anya Parampil es una periodista estadounidense radicada en Washington, DC. Ha producido y realizado varios documentales, incluidos reportajes sobre el terreno en la península de Corea, Palestina, Venezuela y Honduras.

Este artículo se publicó en The Grayzone el 13 de diciembre de 2022, la traducción fue realizada por Diego Sequera.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<