Jue. 23 Mayo 2024 Actualizado ayer a las 5:04 pm

descarga (8).jpeg

El bombardeo a Rafah del pasado 9 de febrero es una señal de que Israel seguirá actuando con total impunidad bajo la sombra y protección de Occidente (Foto: Archivo )
Pese a sentencia de la Corte Internacional de Justicia

Israel continúa genocidio en la Franja de Gaza

Israel ha continuado el genocidio contra el pueblo palestino y ahora las operaciones militares se llevan a cabo en la ciudad de Rafah, ubicada a 30 km al sur de la ciudad de Gaza. Si los 28 mil asesinados y 67 mil heridos palestinos desde el 7 de octubre de 2023 ya eran signos evidentes de los crímenes de guerra del Estado israelí, llevar este ciclo de destrucción a esta ciudad limítrofe con Egipto tendría consecuencias más devastadoras aún.

Así lo ha advertido este martes 13 de febrero el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, quien argumenta que el “ataque total” que espera lanzar Israel profundizaría el deterioro al que están siendo sometidos los palestinos. Además de las víctimas fatales, cerca de dos millones de personas fueron desplazadas (85% de la población) dentro de Gaza y los continuos bombardeos han provocado la destrucción masiva de viviendas, igual que otras infraestructuras civiles como hospitales.

Lo lamentable de la situación es que el genocidio por parte de Israel continúa a pesar de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) fijó posición al respecto luego de que Sudáfrica expusiera una larga lista de delitos que fácilmente podrían ser tipificados como crímenes de guerra.

En ese sentido, sentenció que Israel debe tomar todas las medidas necesarias para evitar que se cometan actos genocidas contra la población palestina en Gaza. Asimismo, llamó a detener la incitación de odio contra los palestinos como grupo, garantizar la ayuda humanitaria, preservar evidencia de sus acciones y presentar un informe a la Corte sobre todas las medidas adoptadas para dar efecto a la orden emanada del tribunal.

Los crímenes de guerra contra el pueblo palestino son tan escandalosos que varios países, en distintas instancias internacionales, se han pronunciado en contra. Sin embargo, ninguna de estas denuncias parece frenar la determinación de Israel de completar la limpieza étnica que está en marcha, lo que hace que cualquier pronunciamiento, incluso el de la ONU, se vea como una súplica para que paren los asesinatos.

El bombardeo a Rafah del pasado 9 de febrero, que dejó al menos 24 muertos, es una señal de que el Estado sionista seguirá actuando con total impunidad bajo la sombra y protección de Occidente. Dada la evidencia de que continuará la masacre, Sudáfrica presentó una "petición urgente" ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que considere si debe "usar sus poderes" para evitar "una inminente violación de los derechos de los palestinos" a causa de los planes de Israel sobre una ofensiva militar contra la ciudad susodicha.

Esta urbe podría verse como el último refugio para los supervivientes en Gaza, ya que allí se encuentra el núcleo del sistema humanitario internacional.

Por su parte, España e Irlanda pidieron a la Unión Europea que revise su “Acuerdo de Asociación con Israel” por sus recientes ataques contra Gaza. Madrid y Dublín solicitan que se investigue si el país hebreo está incumpliendo los puntos esenciales en materia de derechos humanos y principios democráticos.

Ambos países se pliegan a lo expuesto por la ONU, que describió la situación en Gaza como un atroz sufrimiento humano que cada día empeora. También destacaron las medidas cautelares vinculantes impuestas por el Tribunal Internacional de Justicia el pasado 26 de enero.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<