Dom. 14 Julio 2024 Actualizado Viernes, 12. Julio 2024 - 16:36

guarimbas venezuela.jpg

La insistencia en elegir a inhabilitados y los vacíos en torno a su organización hacen pensar que la oposición solo busca una alternativa: la confrontación violenta (Foto: Carlos García Rawlins / Reuters)

Las primarias, motor de la confrontación

El impacto de las elecciones primarias sobre el entusiasmo opositor ha tendido a la baja desde que tanto la Plataforma Unitaria Democrática (PUD) como la Comisión Nacional de Primaria (CndP) emitieron un mensaje difuso respecto a la posibilidad de que un precandidato inhabilitado llegara a vencer en esos comicios.

Entre hechos y declaraciones, las piezas se van armando y las imágenes que aparecen ni prefiguran unidad para las oposiciones ni diálogo o estabilidad en el horizonte político nacional.

Casal: ¿Allanar el camino hacia dónde?

Los mensajes se cruzan entre Henrique Capriles, quien asegura "hacerse a un lado" en caso de ser electo como candidato, y María Corina Machado, quien deja la puerta abierta a la confrontación mientras menosprecia su condición de inhabilitada política de cara a las primarias.

La descalificación, también abierta, de la mencionada precandidata hacia otros participantes del evento electoral hace dudar de la unidad que dicen requerir para las presidenciales de 2024, supuesto motivo por el cual ese sector de la oposición optó por comicios internos en vez del consenso.

Respecto a las inhabilitaciones, el presidente de la CndP, Jesús María Casal, declaró el pasado fin de semana que "superarán los obstáculos contra los candidatos que han sido inhabilitados", y agregó que, en caso de que resulte ganador uno de ellos, "habrá que enfrentar esas inhabilitaciones y procurar allanar el camino para que esta persona electa por los ciudadanos pueda concretar su inscripción para las presidenciales".

El activista no explicó cómo harán para contravenir una decisión del Poder Ciudadano por vía de la Contraloría General de la República, pero esto, junto a la promesa electoral de privatizar Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) realizada por Machado, denota que en los planes de ese sector opositor está situarse por encima de la legalidad.

Implosión electoral y chantaje

El pasado 26 de julio la vicepresidenta de dicha comisión, María Carolina Uzcátegui, presentó su renuncia declarando vía comunicado que:

"No están dadas la condiciones técnicas y logísticas para que el proceso de primarias sea una consulta amplia (...) No se les ha dado un tratamiento a los votantes en el exterior sincero (...) No existen las garantías necesarias, con el proceso manual, para que los resultados que se desprendan de esta consulta sean un fiel reflejo de la voluntad de los venezolanos".

La renuncia de Uzcátegui se enfocó en los aspectos logísticos que, como se refleja en sus palabras, derivarían en un escenario de conflictividad, en el caso de que los votantes desechen la vía electoral.

Esto aparece en el horizonte de ese grupo político desde que hizo pública su decisión de ir a primarias sin apoyo del CNE: hay una tendencia dentro de las oposiciones que apuesta por que la ruta comicial implosione por sí misma, ante expectativas poco factibles desde lo logístico y lo político.

Casal también declaró que, pese a las "restricciones" o incertidumbres políticas que se han generado para la realización de las primarias, prevén una "gran participación de los venezolanos" ya que tienen el objetivo de recuperar la ruta electoral. También hizo un llamado a sus votantes para que se sigan uniendo a "la lucha por un cambio político en el país".

Han responsabilizado al gobierno nacional de las inhabilitaciones y mantienen el discurso de que el cese de las "sanciones" está atado a que sean autorizados los precandidatos en cuestionamiento, aunque estaban en conocimiento de su condición antes de inscribirse en las primarias.

Una señal inequívoca de ello fue la declaración del secretario ejecutivo de la PUD, Omar Barboza, quien el pasado viernes 28 condicionó el levantamiento de las "sanciones" contra Venezuela con el cumplimiento de un acuerdo democrático para "elecciones libres".

Declaró que "el acuerdo nacional que nosotros estamos apoyando (...) tiene dos componentes: restablecimiento de las garantías constitucionales —habilitación de candidatos—  y suspensión de las 'sanciones'. Las dos cosas van juntas".

Esto coincide con la acusación de chantaje que ha realizado el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, contra Capriles. Todo indica que pretenden responsabilizar al gobierno del conflicto en ciernes, en caso de que ocurra lo que saben: si se realizan las primarias y gana un precandidato inhabilitado, este no podrá inscribirse ante el Consejo Nacional Electoral.

Un vacío que conduce a la confrontación

La desconexión de las dirigencias opositoras con su electorado, dentro y fuera del territorio nacional, es pública y notoria. Quizás el indicador más evidente es la cifra de venezolanos en el exterior inscritos en las primarias. Algunos analistas las acusan de improvisación, narcisismo, soberbia populista y escasa racionalidad política; en los resultados de sus decisiones está la clave.

El pasado lunes 31 de julio, la CNdP anunció que desplegará aproximadamente 3 mil 106 centros y 5 mil mesas de votación para dar cobertura a los electores de 335 municipios y mil 113 parroquias. Es una clara reacción a la duda generada por el comunicado de Uzcátegui, quien fue reemplazada inmediatamente por la exdiputada aliada a la AN-2015, Mildred Carrero.

Por otra parte, al ser consultado respecto al financiamiento de las primarias, Casal mencionó aportes de los candidatos, la contribución voluntaria de venezolanos en el exterior, rifas, sorteos internacionales y un maratón en distintas ciudades del país que será organizado por jóvenes universitarios.

C9DP8YxUQAAq6X6.jpg

Existe una alta probabilidad de vacíos antes y durante las primarias (Foto: Archivo)

Dada la experiencia y el prontuario de las actuaciones políticas de esos sectores, existe una alta probabilidad de que se trate de un proceso comicial con vacíos e improvisación: el caos electoral que vivió la Universidad Central de Venezuela en sus recientes sufragios fue un aviso.

También hay una alta probabilidad de que, como en otros procesos, busquen endosar sus fallas al gobierno nacional y "allanar el camino" al conflicto en las calles.

No se trata de predicciones: son conclusiones a partir de la observación de las formas de conducirse de grupos que dicen apostar por lo electoral. Pero los hechos demuestran que la agenda de la CndP y la PUD contempla plegarse al camino de la confrontación, tal como si María Corina Machado marcara la voz cantante.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<