Lun. 22 Julio 2024 Actualizado 9:25 am

bajas israelíes en gaza.jpg

El ejército israelí miente sobre las cifras de bajas militares propias en el campo de batalla gazatí (Foto: Yonatan Sindel / Flash90)

Bajas militares israelíes en la Franja de Gaza

Los medios de comunicación israelíes empezaron a hacer publicaciones cada vez más frecuentes sobre las bajas reales de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y otros cuerpos de seguridad, defensa y orden público durante los enfrentamientos en la Franja de Gaza.

La publicación más sensacional —que causó una reacción masiva especialmente en el mundo árabe e Irán— fue el informe de investigación del periodista israelí Ariel Shimon, despedido del periódico Yedioth Ahronoth tras la revelación de su controvertido documento. Lamentablemente, la elaboración del presente trabajo no pudo contar con la lectura del susodicho texto, ni siquiera en hebreo. Sin embargo, muchas publicaciones árabes e iraníes han compartido los enlaces a la supuesta investigación.

Según Shimon, el servicio de la prensa de las FDI informa de las bajas en pequeñas porciones. Además, solo registra los muertos en combate (MEC). El número real de heridos, así como de las pérdidas de equipo militar y especial, permanece sin revelarse. Todas las instituciones médicas que reciben a los heridos acataron instrucciones del servicio de prensa de las FDI de abstenerse de hacer comentarios.

De acuerdo con el periodista, el número de militares israelíes muertos en combate es muy superior a las cifras oficiales. Hasta el 9 de diciembre, las bajas oficiales entre las FDI y otros organismos de seguridad, defensa y aplicación de la ley ascendían a 418 personas. Shimon afirma que, para ese día, la cantidad real de muertos en batalla era de 3 mil 850 soldados y funcionarios.

La cifra oficial de heridos que dio el servicio de prensa de las FDI fue de unos mil. Pero en realidad, según Shimon, el número de heridos superó las 7 mil personas, incluidas 3 mil 700 bajas irrecuperables, es decir, aquellos que quedaron discapacitados. De ellos, más de 250 soldados y oficiales quedaron totalmente ciegos.

En el trascurso de las hostilidades, más de 500 vehículos blindados de combate de todo tipo (tanques, transportes blindados de tropas, vehículos del ejército) y excavadoras fueron destruidos completa y parcialmente.

Shimon cree que sin el apoyo estadounidense Israel lo habría pasado mal. Acusó al primer ministro Benjamín Netanyahu y a su gobierno de ocultar deliberadamente a la opinión pública israelí el verdadero número de bajas de la FDI en el actual conflicto entre Palestina e Israel.

Los datos sobre bajas compartidos por varios medios de comunicación árabes e iraníes con referencias a Ariel Shimon se ven confirmados indirectamente por los informes del sitio web de noticias israelí Ynet, versión en línea del Yedioth Ahronoth. El 9 de diciembre de 2023, Ynet publicó información obtenida de Limor Luria, jefa del departamento de rehabilitación de las FDI, según la cual cada día el departamento recibía unos 60 nuevos funcionarios de seguridad y reservistas heridos. Esta cifra no incluía el personal militar de las FDI, lo cual indica que las cifras verdaderas de heridos pueden ser superiores a las reconocidas oficialmente.

Luria añadió que más de 58% de los heridos presentaban lesiones graves en manos y pies, incluidas las que requirieron amputaciones. Aproximadamente 12% de las lesiones son daños en órganos internos, como el bazo y los riñones y la rotura de otros similares. Cerca de 7% de los militares sufren de trastornos mentales.

El aumento de las bajas entre el personal de las FDI y las fuerzas de seguridad, y la incertidumbre sobre el futuro de los rehenes aun retenidos por Hamás, están provocando entre los israelíes un creciente descontento con el gobierno de Netanyahu, que está empezando a traspasar el espacio mediático israelí, altamente disciplinado y totalmente controlado por el comando de las FDI. Las autoridades temen que el reconocimiento de las numerosas bajas infligidas a un ejército regular por fuerzas irregulares pueda suscitar dudas en la sociedad israelí sobre la eficacia del sistema de seguridad establecido, que ha costado miles de millones de dinero a los contribuyentes.


Nikolay Plotnikov es el director del Centro de Información Científica y Analítica del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Rusia. Doctor en Ciencias Políticas, colabora para la revista en línea New Eastern Outlook.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en New Eastern Outlook el 6 de enero de 2024, la traducción para Misión Verdad fue realizada por Camila Calderón.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<