Mié. 17 Agosto 2022 Actualizado 9:02 am

medios hipocresía racismo.jpg

Todo el mundo ha podido ver hasta dónde llega el racismo sistémico de los principales medios occidentales (Foto: Archivo)

Racismo e hipocresía en la cobertura mediática del conflicto en Ucrania

Aparte de los bulos mediáticos, noticias falsas y operaciones psicológicas en marcha vía vocerías políticas, medios de información y propaganda y redes sociales, la cobertura occidental de la operación militar especial de la Federación Rusa en Ucrania está dejando rastros de supremacismo eurocéntrico e hipocresía racista.

La selectividad de indignaciones respecto a los conflictos bélicos se acentúa cuando la vara de la Nueva Guerra Fría se pone al frente: las agresiones sistemáticas contra palestinos, yemeníes, africanos colonizados, ruso-parlantes del Dombás y demás pueblos del Sur Global son total o parcialmente omitidas mientras se ejerce una suerte de lavado de rostros (y de manos) de los beligerantes atlantistas que llevan a cabo dichas agresiones.

Todo el mundo ha podido ver hasta dónde llega el racismo sistémico de los principales medios occidentales. Se han estado sumando voces criticando a estos conglomerados mediáticos por sus opiniones sesgadas hacia las personas de otros lugares que no son Europa y Estados Unidos.

El periodista estadounidense Alan MacLeod hizo una compilación de momentos televisivos en los que la cobertura racista de periodistas y voceros políticos euro-gringos se muestra en todo su esplendor. Veamos.

  • De la BBC: "Es muy emotivo para mí porque veo cómo matan a europeos con ojos azules y pelo rubio", dijo el fiscal jefe adjunto de Ucrania, David Sakvarelidze.
  • Charlie D'Agata, corresponsal extranjero de CBS: "Esto no es Irak o Afganistán... Esta es una ciudad relativamente civilizada y relativamente europea", en referencia a Kiev.
  • De Al-Jazeera: "Lo que es convincente es mirarlos, la forma en que están vestidos. Son personas prósperas de clase media. Obviamente, no son refugiados que intentan escapar del Medio Oriente... o del Norte de África. Se ven como cualquier familia europea que viviría al lado tuyo".
  • BFM TV de Francia: "Estamos en el siglo XXI, estamos en una ciudad europea y tenemos fuego de misiles de crucero como si estuviéramos en Irak o Afganistán, ¿¡te imaginas!?".
  • Daniel Hannan para The Daily Telegraph: "Esta vez, la guerra está mal porque la gente se parece a nosotros y tiene cuentas de Instagram y Netflix. Ya no está en un país pobre y remoto".
  • ITV del Reino Unido: "Lo impensable ha sucedido... Esta no es una nación en desarrollo del Tercer Mundo. ¡Esto es Europa!".
  • BFM TV de Francia (otra vez): "Es una pregunta importante. No estamos hablando aquí de sirios que huyen... Estamos hablando de europeos".
  • En el octavo tuit, MacLeod dice: "Si hablas francés, pruebe el buffet de racismo que le ofrecen".

También otros periodistas y usuarios en redes sociales muestran lo reiterado.

  • Reportera de NBC: "Estos no son refugiados de Siria, son de Ucrania. Son cristianos. Son blancos. Se parecen mucho a nosotros".
  • De La Sexta: "En las fronteras se han quedado más de 400 niños, no son niños que estamos acostumbrados a ver en televisión, son niños rubios y de ojos azules, eso es muy importante".

Estos dos memes resumen muy bien lo que está sucediendo a nivel de cobertura mediática occidental.

En un comunicado, la Asociación de Periodistas Árabes y del Medio Oriente refiere un "sesgo racial implícito de parte de la cobertura de Ucrania". La asociación condenó y rechazó categóricamente las "implicaciones orientalistas y racistas" hacia Oriente Medio, África y Asia.

"Este tipo de comentario refleja la mentalidad generalizada en el periodismo occidental de normalizar la tragedia en partes del mundo como Medio Oriente, África, el Sur de Asia y América Latina. Deshumaniza y hace que su experiencia con la guerra sea algo normal y esperado", dice.

— Somos un grupo de investigadores independientes dedicados a analizar el proceso de guerra contra Venezuela y sus implicaciones globales. Desde el principio nuestro contenido ha sido de libre uso. Dependemos de donaciones y colaboraciones para sostener este proyecto, si deseas contribuir con Misión Verdad puedes hacerlo aquí<